Calarcá

Carousel imageCarousel imageCarousel imageCarousel imageCarousel image

Calarcá es la segunda ciudad en importancia del Departamento, fundada en el año de 1886 y erigido a su condición de municipio en 1905.

Sirvió como punto de partida para la fundación de otras poblaciones como Armenia (1889); el municipio cuenta actualmente con una población aproximada de 82.000 habitantes y debido a su ubicación geográfica y a la variedad de sus climas, el turista puede observar, recorriendo sus áreas rurales, bellos paisajes caracterizados por la presencia de diferentes cultivos como el café, el plátano, los cítricos y las heliconias, además áreas dedicadas a la ganadería; sobre estos productos y actividades se fundamenta el desarrollo de su economía agropecuaria.

El nombre del pueblo que puesto en honor a un legendario y valiente indígena Pijao que durante mucho tiempo luchó por evitar la invasión española y el desarraigo de los nativos. También conocido como la villa del cacique, Calarcá es el segundo municipio del departamento ubicado a sólo cinco minutos de Armenia. Llegando desde Ibagué, este pueblo se advierte como el primer destino quindiano una vez culmina el descenso del alto de la Línea.

En el centro de Calarcá resaltan algunas coloridas y grandes casas de múltiples ventanales y amplios balcones que identifican su estilo urbanístico. Recientemente muchas de estas construcciones fueron restauradas y actualmente hacen parte del circuito arquitectónico que se promueve junto a Salento, Pijao y Filandia.

Calarcá basa su economía en la agricultura, el comercio, algunas pequeñas empresas y el turismo a través de las haciendas cafeteras y algunos parques temáticos como el Jardín Botánico del Quindío y el Recorrido de la Cultura Cafetera – Recuca.

Más Info

PUENTE COLGANTE DON NICOLÁS

Antiguo viaducto que unía a Calarcá con Armenia, apreciable desde el mirador de la 18 o La Secreta en la capital quindiana. Además de la estructura llama la atención la panorámica del rio Quindío rodeado de guaduales. La obra actual, poco transitada y con espacio para el paso de un carro a la vez, responde a un diseño del ingeniero alemán Guillermo Ledher, a quien le fue encomendada la tarea de reemplazar el viejo paso que habían construido los vecinos valiéndose de tablas y cables de acero.

DEPORTES DE AVENTURA

Quindío es un importante destino nacional para el turismo de deportes de aventura. Precisamente los alrededores del municipio de Calarcá como Peñas Blancas, el corregimiento de Barcelona y el Rancho California en Barragán son los principales sitios regionales en los que se practican, entre otras actividades: parapente, rafting, kayak, Cabalgatas, rappel, juegos de cuerdas altas, escalada en roca, caminatas y jeep panorámico.

PARAPENTE

El cerro El Castillo de la cordillera Central en Calarcá es el escenario propicio para liberarse a las emociones del deporte que emula las aves, en un concierto de emociones y panorámicas maravillosas de tres departamentos, pues además del Quindío, desde lo alto se divisan vastos sectores de Risaralda y el Valle del Cauca. Se realizan vuelos deportivos y comerciales o tándem, que son aquellos en los que el turista va acompañado de un experto piloto certificado por la Federación Colombiana de Deportes Aéreos. EI tiempo en el aire Io determinan las condiciones climáticas en el cerro, donde se aprovechan las corrientes del viento, luego de que estas golpean contra la montaña.

RAFTING Y KAYAK

Las aguas del río Barragán sirven para que los deportistas naveguen a bordo de los botes inflables y de sus kayak en circuitos que no presentan mayor complejidad, de tal manera que el deporte es más recreativo que extremo.

RAPPEL Y ESCALADA EN ROCA

En inmediaciones del Ecoparque Peñas Blancas, las características topográficas presentan enormes piedras y paredes naturales de hasta 180 m de vértigo.