Valle de Cocora

Carousel imageCarousel imageCarousel imageCarousel imageCarousel image

Por una vía pavimentada casi en su totalidad se emprende el recorrido hacia esta reserva natural que constituye uno de los escenarios más representativos del Quindío. Hospedajes típicos, criaderos de truchas y más de tres mil clases de plantas aparecen paulatinamente en un camino ascendente de valles y montañas hasta la tierra donde crece la famosa palma de cera (Ceroxylon quindiuense), única de su categoría que se reproduce en clima frío y con altura de hasta 60 m.

El valle del Cocora, localizado 10 km al norte de Salento, comprende alturas que van desde los 1.800 m hasta los 2.400 m, presentando al mismo tiempo variaciones ambientales de clima medio y frío. La temperatura baja, aún más, cuando por esta ruta se accede al Parque Nacional Natural Los Nevados.

El recorrido en el valle transita paralelo al rio Quindío que nace en la cordillera Central. El punto de llegada es La Truchera, donde varios restaurantes sorprenden gratamente con distintas preparaciones de trucha. Allí mismo se contrata el ser- vicio de guías para las salidas ecológicas y se alquilan los caballos. Hay distintos planes que duran desde 3 hasta 8 horas, dependiendo de las distancias y del tiempo disponible del viajante.

Los atractivos cercanos son Morrogacho, el bosque de niebla, Acaime, Estrella de Agua, entre otros.

Una gran diversidad de fauna, y hasta criaderos de toros de lidia, se aprecian en inmediaciones del valle de Cocora, que debe su nombre al símil del sonido que produce una de las especies de aves que lo habitan.

Más Info

CERRO MORROGACHO

Escenario previo al Parque Los Nevados al que se llega solamente a pie desde el valle de Cocora y por un camino difícil en el que se deben tomar todas las precauciones. El cerro, de singulares características morfológicas, se localiza a 3.450 m de altura, en medio de un tupido paisaje de bosque andino que lo convierte en uno de los destinos naturales predilectos de los quindianos. El cerro representa el misterio de haber sido cementerio y centro ritual de los indios quindos que otrora vivieron en la zona. Es recomendable que la expedición se haga con el acompañamiento de un guía.